El nuevo desafío de Martín Pfister: “Ahora me toca devolver»

 El nuevo desafío de Martín Pfister: “Ahora me toca devolver»

Martín Pfister disfruta de una nueva función dentro del rugby, después de haber brillado en Tucumán Rugby, el seleccionado Naranja y hasta en Los Pumas. Al salteño de nacimiento y tucumano por adopción (llegó a la provincia a los 20 años) hoy le toca participar en el rugby tucumano desde otro lugar: es uno de los entrenadores del Seleccionado URT para Menores de 18 años.

Con el Argentino Juvenil cada vez más próximo (del 7 al 13 de noviembre en Santa Fe), Pfister charló con Scrum 5 sobre la posibilidad que tiene de volcar toda su experiencia como entrenador junto con Dino Cáceres, Gustavo Fanlo y Tristán Molinuevo. Cada uno en su rol aporta lo mejor para este plantel de jóvenes talentos. 

Todo se dio de a poco, nunca lo había pensado, se fueron dando las cosas, empecé  en el club hace dos años y un amigo, Leopoldo De Chazal,  me invitó a colaborar en el seleccionado juvenil y ahora disfruto de este deporte desde el lugar de entrenar”, expresa Martín. “Por suerte me voy acomodando, me divierte y está bueno”, admite.   

Al hablar sobre su estilo, ratificó que pretende inculcar el juego o la forma de jugar el rugby tal como lo siente. “El juego ha cambiado mucho. Se hizo muy físico por el contacto que se tiene. Pero me gusta mucho ver que los jugadores con esa picardía, con lectura de juego para no entrar tanto en el contacto; yo los y entreno para que logren ese objetivo”, analiza. Y compara: “Ahora se juega un rugby distinto al de mi época. Creo que la gran revolución es sin dudas el entrenamiento, la preparación física y lo que se hace para hacer crecer las destrezas. Ya no se queda con que sólo se sepa dar un pase sino que también se les enseña las situaciones de juego, todo el tiempo se apunta que el jugador aprenda desde muy chico y  se acostumbre. Por supuesto que cada uno lo hace mejor que otro, pero lo importante es enseñar para que se vaya corrigiendo”.  

En funciones con juveniles, las correcciones son importantes para sacar y descubrir las aptitudes de cada jugador. Sobre ello, habló también Martín: “Aclaro que además tenemos incorporados algunos chicos menores de 17 años. Hoy se está trabajando con 42 jugadores, después de haber hecho un corte de casi 90. Hay que tener en cuenta que estos chicos no tuvieron competencia en el 2020. Los clubes mandaron los jugadores que podían tener posibilidades. Dentro de una semana vamos hacer otro corte y quedarán 26 que es para cubrir la lista”

Tengo muchas ilusiones. El grupo está consolidado. Hoy el jugador de rugby tiene que estar bien preparado»

Al referirse al nivel rugbístico con que se cuenta en Los Naranjitas, no escatimó elogios y dijo: “Los chicos están con mucho entusiasmo, tienen unas ganas impresionantes, por suerte a esta camada la conozco, porque entrenando en mi club uno los fue conociendo. Es un grupo con mucho potencial, muchas destrezas, que es lo que hay que explotar”. “También tenemos buenos físicos, chicos con buena altura, los terceras líneas conocen el juego y los tres cuartos muy veloces”, añadió. 

Pfister, escoltado por Fanlo y Dino Tomás Cáceres. Al equipo también lo entrena Tristán Molinuevo.

EL CONTEXTO

Sobre la pandemia, Pfister analizó que “hay que tener en cuenta que los chicos no compitieron en todo el 2020 y a causa de la pandemia han descubierto otras  actividades. Este momento que ha vivido el mundo jugó en contra de este deporte. Imaginate que la última vez que jugaron tenían 16 años hoy tienen 18, pero lo más importante es el ritmo de partido, la costumbre del contacto, que son cosas que partido a partido la van a ir mejorando. Por suerte tenemos partidos programados antes del torneo y ya vamos a empezar a plantear el equipo que tenemos en mente. Hay que tener en cuenta que el torneo es en la primera semana de noviembre. Pero hay que pensar  que las finales del torneo de clubes son en octubre y recién en las dos últimas semanas de ese mes vamos a tener el trabajo final para poner toda la cabeza en el Torneo Argentino”

El entrenador también tuvo el tiempo para destacar las virtudes del equipo: “Nuestro fuerte está en la altura de los segundas líneas, en terceras líneas con variantes y el equipo se completa con tres cuartos con velocidad y destrezas. Al equipo lo veo con chances de andar muy bien, particularmente  tengo muchas ilusiones, el grupo está consolidado. Hoy un jugador de rugby tiene que estar bien preparado, sino no hay forma de que practique este deporte de mucho contacto”

MP está feliz. Se siente agradecido al rugby, que le dio mucho. “Ahora me toca devolver los hermosos momentos que viví junto a grandes jugadores que hicieron historia en el rugby tucumano”, asegura.   

Crédito de fotos: Prensa URT

Manuel Cardozo

0 Reviews

Write a Review

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *