Sugus sobre Los Pumas: «Un rumbo que, por ahora, no se encuentra»

 Sugus sobre Los Pumas: «Un rumbo que, por ahora, no se encuentra»

2020 Investec Tri Nations Rugby. New Zealand All Blacks v Los Pumas of Argentina at Bankwest Stadium, Sydney. Argentina head coach Mario Ledesma. Photo: Stuart Walmsley

Este partido fue distinto pero lo manejó el rival casi sin preocuparse. Los Pumas no encuentran el rumbo. Los primeros 40 minutos fueron distinto a lo del juego del sábado pasado pero lo mismo no alcanzó para equilibrar el marcador.

La propuesta de los sudafricanos fue la misma estrategia controlando la pelota y buscando la infracción para marcaba puntos. Por algunos minutos el quince argentino jugó más junto pero los penales convertidos por Pollard marcaron la diferencia del primer tiempo.

Esta vez, la marca funcionó porque se corrigió la actitud y la posición dentro de la cancha. En los primeros minutos Los Pumas tuvieron movimientos más ordenados, pero siempre encontraron la buena defensa del rival, que impone su contacto físico. Con el correr de los primeros minutos los argentinos parecían encontrar el juego, pero los Springboks tenían buen control de pelota, hubo intentos de Los Pumas pero sin profundidad, los minutos pasaban, los sudafricanos jugaban incómodos, pero su propósito era marcar puntos. Cumpliendo con sus planes pasaban la mitad de la cancha y elegían los palos ante una infracción de los argentinos, sin salirse del libreto. La efectividad les dio el triunfo parcial con tranquilidad y firme en sus intenciones. . Terminan 15 a 7 los Pumas abajo. Pero también había que corregir cosas para la etapa complementaria.

Segundo Tiempo

No pudo ser mejor el comienzo de Sudáfrica, que marcó try convertido al reinicio del segundo tiempo y el 22 a 3 dejaba toda la sensación de que el rival comenzaba a adueñarse del partido y vencía a Los Pumas no tan solo con su estratégico sistema de juego sino también con su trabajo a la cabeza. Los errores comenzaron a sumarse en el equipo argentino y así se hacía difícil tener una reacción. Los sudafricanos comenzaron a darle una mayor dinámica a la pelota, haciéndola correr y ya las marcas de los argentinos comenzaban sentir el desgaste y los puntos ya marcaban las diferencias que había en la cancha. El 29 a 3 se hacía difícil remontar por la capacidad del rival, con individualidades y suplentes que no desentonan, demostrando por qué son los campeones del mundo.

El transcurrir de los minutos es como que estuvieron de más ante un equipo muy superior, que te deja poco margen para pensar, que te queda poco por hacer, más cuando el rival te mete en su juego tan estricto y con buenos ejecutores. El partido se lo cerró con un try del capitán para el orgullo propio de los argentinos y nada más. Para dejar un 29 a 10 final.

Las ganas estuvieron, la actitud fue buena para no darse por vencidos ni aún vencidos, pero es evidente que hay que seguir trabajando, buscando un rumbo que por ahora no se lo encuentra, y si se lo busca se está lejos de encontrarlo. Solo queda lo positivo que es que se tiene material y que se probaron jugadores en este duro camino por donde se está transitando. Algunos jugadores rinden y habrá que buscarles los mejores atributos, sacarles lo mejor y elegir un patrón de juego para el equipo. Por ahora todo es incierto.

Manuel Cardozo

0 Reviews

Write a Review

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *