Bajo Hondo, el recuerdo eterno al amigo y los nuevos desafíos

 Bajo Hondo, el recuerdo eterno al amigo y los nuevos desafíos

Crecer un 30% en cantidad de jugadores al cabo de 2021 y poder, en 3 o 4 años, contar con jugadores en todas sus Divisiones para competir de igual a igual y dejar la Zona de Desarrollo.

Bajo Hondo tiene claras sus metas. Y los números, como siempre, son parte de la diaria en el club del Parque Guillermina. Todo es una cuestión de números para una institución al que le cuesta todo, mucho, siempre.

Anfitrión del Torneo Apertura de la URT, como desde 1991, la BH se vistió con sus mejores galas el fin de semana para recibir a Lawn Tennis, Cardenales, Natación, Jockey Club, Los Tarcos, Tucumán Rugby, Tafí Viejo, Lomas RC, La Querencia, San Isidro, Aguará Guazú, Liceo, Coipú y ser sede de muchos partidos, en una vuelta a la competencia que entusiasma a todos en Tucumán.

Tenemos la suerte de contar con este torneo Apertura, que ideó el Viejo Cacho Zelarayán y que le permite a los clubes participar y moverse en vistas al año rugbístico. Agradezco mucho a los clubes por su presencia en el torneo. Es una manera de darnos vida como club”, celebró el presidente de Bajo Hondo, Jorge Machado, quien conversó con Scrum 5 para palpitar la temporada y los desafíos que motivan al club.

Natación campeón. Los Blancos vencieron a Lawn Tennis en la final, por 43 a 0.

Al dirigente, como a todos los amigos del club, se lo vio emocionado durante el finde en el torneo homenaje al Negro Eduardo Loydi, presidente del club que falleció en agosto de 2020.

Los restos del Negro Loydi descansan debajo de este monolito en su memoria.

“El Negro era un tipo extraordinario, que nos transmitía alegría. Amaba al club. Sus amores eran su mujer, sus hijos y Bajo Hondo. Su fallecimiento es una perdida muy grande para todos”, lamenta Machado. Y celebra: “Pero ahora él nos mira y nos cuida, porque está acá, sus cenizas están en el club, plantamos un árbol en su honor y construimos un monolito”, expresa Machado y señala la estructura que recuerda a Loydi y que se levantó detrás de los palos Norte.
Machado, Loydi, Tito Turbay, Mandi Dilascio y Edgardo Serra fundaron Bajo Hondo, el 22 de noviembre de 1986.

Machado, en el acto de premiación del domingo.
El diseño que posteó en su Facebook Bajo Hondo.

SIEMPRE DE PIE

Machado y la comisión que encabeza asumieron en 2018 y tienen mandato hasta fines de este año. Junto con él, están, entre otros, el tesorero Claudio Roldán, el secretario Ricardo Dilascio, el protesorero Edgardo Serra y los colaboradores Sergio Medina, Benjamín Dufy, Javier Honorato y Cristian Lobo.
“Económicamente siempre estamos luchando mucho. Estamos con obras y por suerte tenemos colaboración de los viejos amigos del club, de los fundadores, que son socios. Ellos pagan una cuota y hacen un aporte extraordinario”, remarca Machado.  

Ese grupo de la línea fundadora, que como Sergio Canivares, ex jugador y permanente voluntario del club, le pone al hombro al club y que organizó con mucha vocación el torneo Apertura, tiene sus objetivos definidos: “volver a trabajar en la captación de jóvenes. Veníamos avanzando muy bien hasta que nos impactó la pandemia”, avisa el entrevistado.

Voluntarios. El incansable Sergio Canivares (con la camiseta) en la Mesa de Control del Apertura, con el dirigente Dilascio, Maxi Cáceres Cano (árbitros) y Lourdes, jugadora del club.

Actualmente contamos 50 infantiles, 40 a 50 juveniles y un plantel suprior de 50 personas. Lo ideal sería crecer este año un 30% así en unos años podemos decir que tenemos todas las divisiones completas, ser y sentirnos un club y poder competir con los demás”, augura Machado, quien este año va a cumplir 60 años, de los cuales 34 llevan la insignia de una pasión: Bajo Hondo.

Diego Esper

0 Reviews

Write a Review

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *